aisenberg por feliciano centurión

Texto que escribió el Chano para acompañar mi muestra en paraguay, la pequeña galeria, Asunción, 1994, esposicion que el mismo gestionó. Yo colgué ese texto en la muestra, en la pared, supongo porque no había ploteos.
en la misma ocasión, se desarrolló una clinica de arte y charla sobre color abierta al publico en la galeria paraguaya.
AVE MARIA

Feliciano Centurión

Dos gallinas se asoman entre hojas y ramas entrelazadas

cuelgan, maduras, jugosas coloradas granadas, ave maría,

en letras doradas escrita como título del cuadro.

Una idea, una abstracción, cada nombre es un trazo.

Dibujo primario.

Todas las pinturas tienen la frescura del gesto cotidiano,

el descuido de los apuntes, anotaciones telefónicas,

la espontaneidad de la línea,

una dirección para recordar.

Pinturas de gallinas, gallina como un estado del alma,

otra calidad del ser. Todas tienen nombre, cada nombre devela

su personalidad, todas son "María" la esencia de lo femenino.

María, nombre de ciudades

María, nombre de flores, María, nombre de vírgenes,

Ave María llena de gracia, bendito huevo.

Cada huevo tiene su nombre, una posibilidad de vida

huevos ala, nacimiento,

huevos solos, sin fecundar, amor imposible,

huevo vaca, no importa quien lo puso, una alteración,

síntesis de dos series, una rebeldía.

Un pensamiento, cada animal retratado es sagrado,

gesto cotidiano de pintar y acercarse al acto divino

de dar nombre a las cosas.-