sobremesa, agosto 2002

Entre la memoria y la visibilidad queda el gesto del dibujo como testimonio.
Ejercicios para el recuerdo.
Diana Aisenberg entra en tu casa como aire puro y establece un acuerdo, cada línea es un instante, cada punto un lugar.
Tacitas de café, tacitas de té, tetera, libros, muebles y estantes.
La sobremesa. Todos estos objetos cotidianos llevan el tiempo de la naturaleza.

Marina de Caro, para la muestra Sobremesa en el espacio VOX de Bahía Blanca.